Sitios de citas Programa de afiliados

Defendamos esta Plaza

2015.03.03 09:04 enelnombredelpueblo Defendamos esta Plaza

Me pregunto qué hace a Podemos diferente al resto de los partidos. Muchos dirían que sus líderes. Otros dirían que sus simpatizantes. Sin embargo nosotros proclamamos que somos un partido transversal, es decir, una muestra representativa de la sociedad española, con la puerta abierta a todo tipo de ciudadanos. Sería presuntuoso y peligroso pensar que aquí somos todos buenos, y no una mezcla aleatoria de buenos y malos, como en todas partes. Por otro lado, si el valor de Podemos estuviera en sus líderes, querría decir que cuando éstos caigan, porque todos caen antes o después, arrastrarán al partido en su caída como ha ocurrido con otros líderes y con otros partidos. Así pues, la diferencia tiene que ser otra. Yo creo que sí existe una gran diferencia, una grandísima diferencia. Hay algo que tiene Podemos que no existe en ningún otro partido. Un algo fundamental. Es algo nuevo, algo propio de nuestro tiempo, y que por tanto no ha podido existir nunca en el pasado, y cuya carencia ha determinado en gran medida que nunca antes de ahora hayan podido existir democracias auténticas, democracias directas. Era imposible, faltaban herramientas. Nunca antes ha sido posible el empoderamiento del pueblo, y en ello ha tenido gran influencia que el pueblo nunca ha dispuesto de herramientas para manifestarse directamente. El pueblo siempre ha necesitado de intermediarios que le representasen sin contar con él. Representantes distantes, representantes que sólo vienen a visitarnos cada cuatro años. Y siempre en visitas dirigidas a que los escuchemos a ellos, nunca son ellos los que escuchan. Y siempre, esos representantes nos han traicionado. Nunca el pueblo ha sido el soberano, siempre los soberanos han sido ellos. Ése es, el algo, que hace a Podemos diferente. Podemos, de forma casual o quizás milagrosamente, ha encontrado la llave que abre la puerta a la democracia del siglo XXI. Y el uso de esa llave es lo que hará de Podemos un partido ejemplar. Un partido democrático auténtico. El único partido democrático. El partido que servirá de modelo para la auténtica renovación del resto de los partidos y de las instituciones del Estado. Ya sabréis a qué me estoy refiriendo. Seguramente ya habréis puesto el nombre a esa llave que abre la puerta de la democracia del futuro. Efectivamente, esa llave se llama Plaza Podemos. Plaza Podemos es el foro que nos agrupa a todo el pueblo junto en una única reunión. Es un foro donde todos podemos estar a la vez, da igual que vivas en un pueblecito de Galicia como en cualquier isla del archipiélago canario. Un foro abierto a toda hora y cualquier día, y sin tener que moverte de casa. No lo es aún, pero debería ser, cuanto antes mejor, un foro con múltiples salas organizadas separadas por una simple pestaña que sirva de puerta, en las que se puedan tratar temas específicos diversos. También debe tener subforos autonómicos, que ya los tiene, aunque muy débiles cuando deberían estar en plena efervescencia dada la proximidad de elecciones autonómicas, y por supuesto subforos provinciales y locales. Como debería tener también un subforo de ámbito europeo. Todas estas separaciones son, técnicamente, muy fáciles de implementar. Tan fáciles como la aplicación, a voluntad del usuario, de filtros correspondiente a su lugar de residencia, según el ámbito territorial que el usuario quiera visitar en cada ocasión. Eso permitirá que exista un foro local en cualquier localidad en la que haya dos ciudadanos afiliados a Podemos, en el que puedan reunirse para debatir también sobre sus problemas locales. Y provinciales. Y autonómicos. Y Europeos. Efectivamente, Plaza Podemos necesita perfeccionarse técnicamente, porque son muchos los logros posibles a su alcance si lo hace. ¿Perfeccionarse? Sí. Y no solamente por abrir subforos territoriales diversos y salas específicas temáticas en cada foro. También habría que perfeccionar el formato de las aportaciones de los usuarios: Cabría dejar un poco al lado los mensajes periodísticos y centrarse más en las propuestas políticas, y darles un formato de contenido normalizado: ¿Título, Área, Sub- área, Objetivos, Medidas? Cabría también determinar un protocolo de trámite de esas propuestas en Plaza Podemos diferenciado en fases: Fase de Presentación, Fase de Debate, Fase de Votación. Cabría, en evitación de que todo lo aportado se vaya perdiendo por el agujero del fondo, como hasta ahora, crear un programa indexado paralelo a Plaza Podemos para cada ámbito territorial, donde, de forma ordenada, se fueran depositando las propuestas aprobadas en cada área y sub-área de forma organizada, consolidando de esta forma el programa básico de Plaza Podemos en cada uno de sus ámbitos territoriales. Los otros partidos tienen que encargar sus programas a catedráticos o expertos que los elaboran o los copian, porque al final ni nadie los leerá ni nadie los aplicará. Con una Plaza Podemos bien organizada, los programas los podremos elaborar entre todos y convertirlos en programas conocidos, cumplidos y en permanentemente revisión Cabría también, que Plaza Podemos fuera lugar de cita diaria inexcusable para los cargos electos del partido en su ámbito respectivo: ¿Dónde está el hilo atendido día a día de nuestros diputados europeos en la Plaza Podemos Europa? ¿Dónde están los hilos de los Secretarios Generales de los distintos ámbitos territoriales?¿Dónde están los hilos de los consejeros ciudadanos de cada ámbito territorial? ¿Dónde los hilos de los candidatos a los procesos electorales que se abran en cada ocasión? Todos esos hilos facilitan la comunicación directa en los dos sentidos entre afiliados y líderes. Esa importante función también la posibilita Plaza Podemos. Los demás partidos que no disponen de esta herramienta tienen que utilizar el plasma para suplirlo. Y ya sabemos muy bien que el plasma solo funciona en una dirección y las malas vibraciones que transmite. Cabría incluso, que los usuarios de Plaza Podemos en cada ámbito se planteasen abrir hilos para evaluar la labor de un representante que pudiera no estar dando el nivel debidamente. En los demás partidos, nunca se sabe si un representante está dando el nivel exigible porque su tarea, o no tarea, queda oculta detrás del plasma. Un partido político democrático debe ser ante todo una fábrica de ideas. Ideas que luego hay que vender al electorado. Plaza Podemos es el obrador de esa fábrica, siempre abierto a todos, a cualquier hora, cualquier día. Pero a una fábrica se viene a trabajar. ¿Os imagináis una fábrica a la que los operarios acudiesen sólo a decir consignas, como: “Que magnífico es nuestro producto”, “Viva el ingeniero” y en eso consistiese un día y otro. ¿No sería más propio aportar ideas que mejorasen la estructura del producto, o aumentasen la productividad de la cadena? ¿Os imagináis que en le Parlamento, donde deben elaborarse las leyes, se siguiese un sistema parecido y en lugar de debatir leyes para luchar contra el paro se dedicasen a protestar de lo malo que es Eduardo Indra?¿No es de esa falta de atención a los problemas de los ciudadanos de lo que estábamos protestando? Las posibilidades de Plaza Podemos como herramienta de modernización democrática son enormes. Por eso es oportuno interesarse en su proceso de perfeccionamiento estancado. Quizás es el momento de dirigirse directamente a los responsables de Plaza Podemos y preguntarles ¿Por qué esta genial idea está derivando hacia una especie de simulacro de Facebook o Twiiter? ¿Por qué lo que debería ser un foro de trabajo innovador y creativo se está convirtiendo en una especie de periódico digital? ¿Por qué si hace falta la Voz de Podemos no se crea en otro sitio y se deja esta Plaza para lo que realmente debe servir? ¿Nos podéis dar una explicación?
submitted by enelnombredelpueblo to podemos [link] [comments]